¿Es lo mismo sexo y sexualidad? ¿cuáles son sus diferencias?

Tomado de: Lecturas para el programa de Psicología II pp 3 - 12

CCH  sur, UNAM, México,1998

Elaborada y adaptada por: Garza de la Huerta M. y Moreno Rodríguez J. L.

 

UNIDAD I  SEXUALIDAD HUMANA

 

Tema 1.1  ¿Es lo mismo sexo y sexualidad? ¿Cuáles son sus diferencias?

OBJETIVOS PARTICULARES:

OBJETIVO ESPECIFICO:

CONTENIDOS TEMÁTICOS:

A continuación se te presenta una lectura acerca de los conceptos que nos permiten comprender la sexualidad. Léelo cuidadosa y detenidamente.

Las ideas principales se encuentran diferenciadas al estar marcadas con un color más oscuro. Al finalizar la lectura elabora un mapa conceptual que señale las relaciones entre los conceptos.

INTRODUCCIÓN

Tal como lo establece el programa de Psicología II, el propósito de estudiar la sexualidad, en esta materia, es contribuir a la formación de tu personalidad, ya que la sexualidad constituye un aspecto cotidiano de nuestras relaciones humanas y aunque de manera consciente o inconsciente, implícita o explícita, privada o pública se conforma como un comportamiento susceptible de represión y ocultación, no puede ser eliminado. Por ello, el estudio de su ejercicio, de acuerdo a un contexto social e histórico nos permitirá entendernos mejor, además de ayudarnos a rechazar mitos y prejuicios, característicos de las posiciones intolerantes. También propósito de su estudio, es el proporcionarte herramientas conceptuales, para que cuentes con mejores elementos en la toma de decisiones relacionadas con tu propia conducta sexual.

El estudio de la sexualidad, lo iniciamos con la revisión de la definición de los conceptos básicos que nos ayudarán a entender mejor el comportamiento sexual. Estos conceptos son los de sexo, sexualidad, deseo, erotismo, afectividad, genitalidad, sexo de asignación y sexo psicológico (identidad sexual)

Aun cuando la palabra sexo se usa desde hace mucho tiempo, el estudio de los comportamientos sexuales se inicia sólo a mediados del siglo XIX. Desde ese momento la construcción del cuerpo de conocimientos que van a constituir el campo de estudio de la sexualidad he tenido un lento y accidentado avance, debido a diversos factores, algunos pertenecen a las dificultades propias del estudio de la sexualidad, pero otros son obstáculos que la moral social ha creado como forma de defensa, ya que a diferencia de otros campos del conocimiento, éste nos conmueve de modo particular por su potencia, por la aspiración para disponer de la sexualidad buscando placer, alivio, consuelo, o poder. Sin que su ejercicio nos garantice ninguna de tales consecuencias.

Por estas y otras razones, la definición de los conceptos que a continuación expondremos han acumulado, en nuestros días, diversos significados, algunos son más aceptados que otros y todavía existe mucha confusión acerca de lo que significan. No obstante, esto no debe de ser obstáculo para iniciar el estudio de la sexualidad con la creación, a través de establecer la definición de ellos, de un marco conceptual que nos permita una mejor comprensión del comportamiento sexual.

1 - LA DEFINICIÓN DE SEXO

Definido formalmente el SEXO remite primariamente a la división de los seres orgánicos identificados como macho y hembra y a las cualidades que los distinguen. De esta forma se entiende como. Las características físicas que nos sitúan en un punto del continuo cuyos extremos son macho y hembra. El sexo, se refiere al macho o a la hembra como seres determinados por características estructurales y funcionales. Así, el sexo es un hecho biológico que por lo general tiene una presencia imperativa entre los seres humanos, y una dicotomía que es mutuamente excluyente: una persona es macho o hembra, aun cuando en ocasiones se provocan anomalías genéticas y un individuo puede nacer con tejido ovárico y testicular a un tiempo, pero, generalmente, se es macho o hembra. Para decirlo más específicamente, cuando hablamos así del sexo, a menudo lo calificamos de sexo biológico.

Reunida bajo la expresión sexo biológico tenemos los siguientes elementos, que pueden ser considerados, para nuestro curso, como ejemplos de sexo:

1)       Sexo Genético: revelado por el número de cromosomas (46 XX - hembra o 46 XY macho)

2)       Sexo hormonal: se refiere al equilibrio andrógino-estrógeno.

3)       Sexo gonádico: determinado por la presencia de testículos u ovarios.

4)       Forma de los órganos genitales internos de reproducción.

5)       Forma de los órganos genitales externos de reproducción.

6)       Características sexuales secundarias.

Todos estos elementos pueden ser considerados como ejemplos del concepto de sexo.

2 - LA DEFINICIÓN DE SEXUALIDAD

Por otro lado, la sexualidad es un concepto más amplio que va mucho más allá de lo que comúnmente se entiende por sexual: la SEXUALIDAD es un componente que nos mueve hacia la búsqueda del placer, sin que el placer esté al servicio de la autoconservación.

Para explicar la definición, se tiene que considerar primero el significado de la palabra autoconservación, ésta se refiere a aquellas conductas que nos permiten conservar la vida y que nadie puede hacer por nosotros, por ejemplo: comer, dormir, defecar, orinar, tomar líquidos, respirar, etc. Realizar cada uno de estos comportamientos nos permite seguir viviendo y, generalmente, cada vez que se accionan se acompañan de una sensación placentera, más intensa a medida que exista mayor privación.

Necesidad                             Conducta                              Consecuencia

Alimentarse                            Comer                                     Placer

Tomar líquidos                        Beber                                      Placer

Dormir                                    Dormir                                     Placer

El placer que se obtiene al comer, beber, o dormir se dice que está al servicio de la autoconservación. Es decir, es como si "la naturaleza asegurara" que al acompañar de placer a estos comportamientos se iban a repetir, aumentando con ello las probabilidades de supervivencia. En cada uno de los ejemplos anteriores, lo que el sujeto busca no es el placer sino la acción o el objeto que satisfaga la necesidad y en ese sentido no es un comportamiento sexual.

El comportamiento sexual ocurre cuando el sujeto busca en primera instancia el placer, no la autoconservación.

En el dominio de la sexualidad todos los medios, incluso los más malos, son buenos para procurar placer.

De esta forma podemos decir que sexo y sexualidad tienen, cuando menos, la siguiente diferencia

SEXO:

A - Se refiere a estructuras y funciones biológicas.

B - Ejemplos:


SEXUALIDAD

A - Se refiere a comportamientos, más a lo psicológico y social que a lo biológico.

B) - Ejemplos:

3 - LA DEFINICIÓN DE DESEO

Pasaremos, ahora, a la revisión de los siguientes conceptos. Una característica fundamental que distingue el comportamiento sexual humano es el proceso que conocemos como deseo. Para entender sus significado y la función que desempeña en la sexualidad, tenemos que considerar que el ser humano es un ser que requiere de la relación con los otros para "transformarse" en eso, en ser humano. En efecto, a diferencia de muchas especies animales el humano cuando es lanzado al mundo está menos "acabado" que aquellos, se encuentra en un estado de premaduración, de carencia total, de impotencia absoluta, depende enteramente de otro para satisfacer sus necesidades fundamentales.

De esta manera, el hambre que expresa una necesidad biológica, un cierto estado de inestabilidad del organismo, fuente de una tensión interna debe ser aliviada por la presencia activa de la madre, esta presencia está representada por la aportación del alimento, que generalmente lleva a cabo por medio de una parte esencial de su cuerpo, el seno. La tensión interna, ligada al estado de hambre, puede ser expresada por medio del término desagrado, la eliminación de esa tensión puede ser calificada como placer. Pero el placer ha sido alcanzado a través de dos elementos 1) el alimento y sobre todo 2) la presencia activa de la nodriza. A esta experiencia se le conoce como la "experiencia de satisfacción", que es la que el niño adquiere por el hecho mismo de que el apaciguamiento que pone fin a la excitación interna producida por la necesidad es suscitada por la presencia activa del OTRO (en este caso la madre) De esta forma la experiencia de satisfacción se compone, cuando menos, de la satisfacción biológica que ocurre a través de la ingestión de alimento y la "satisfacción psicológica", si se le puede llamar así.

El DESEO aparece como la tendencia a la satisfacción alucinatoria de la necesidad, pero no de la satisfacción alucinatoria de la necesidad biológica, el deseo es más y es otra cosa.

 

En efecto, el deseo no es el movimiento hacia la reproducción alucinatoria de la satisfacción biológica, sino el movimiento hacia otra cosa, hacia la satisfacción TOTAL que ha sido obtenida gracias a la presencia activa del OTRO que suele ser la nodriza, la madre, etc. El deseo es la búsqueda incesantemente renovada de esa satisfacción, la presencia activa del OTRO. Y esto es así porque la "experiencia de satisfacción" es un proceso más complejo que la simple satisfacción biológica, pues de otra manera no comprenderíamos la permanencia del deseo y su carácter de condición latente activa, ya que una vez satisfecha la necesidad biológica, subsiste una carencia derivada de las mismas condiciones de satisfacción: el sujeto aspira a perpetuar la presencia que ha hecho aparecer una sensación inédita y en nada aparecida a cualquier otra: el placer.

El deseo, entonces, es la huella imborrable e indefinidamente activa de la presencia del otro. El sujeto tiene una constante necesidad de la presencia de otro. Por eso se dice que el ser humano es un ser incompleto. Su destino consiste en correr en pos de su sombra, en conservar para siempre en el fondo de sí mismo la nostalgia de los primeros tiempos de la vida, en los que sujeto y objeto no habían definido aún sus contornos, en los que el interior y el exterior eran un mismo universo y el único, en los que la estrecha dependencia a los desvelos de la madre aprobaba la certeza de la seguridad absoluta.

Por ello, el deseo está inscrito en un hueco, en ese grito, mudo y continuado, hacia otro y hacia un tiempo perdido para siempre. El deseo señala, ciertamente, la deficiente existencia del ser humano, quien tiene la necesidad de otro para existir y constituirse.

Por esto, el deseo es muy distinto a la necesidad. Esta última es una actividad intermitente del organismo satisfecho por el objeto adecuado (el alimento en el caso del hambre) El deseo no se encuentra asociado al objeto real, sino a la interiorización de la relación con otro.

El deseo viene después de la necesidad, no porque no haya obtenido satisfacción, sino, al contrario, porque ha sido satisfecha y lo que falta es la relación con la persona gracias a la cual la satisfacción

El deseo, es así, la anticipación en lo imaginario del placer esperado.

4 - LA DEFINICIÓN DE EROTISMO

La relación entre el deseo y la imaginación es la que constituye la mecánica del erotismo. El deseo y el erotismo son dos compañeros inseparables en la búsqueda del placer. Si el deseo no fuese del mismo tejido que lo imaginario, no habría erotismo: el deseo proyecta al exterior una trayectoria que termina en vacío, en la búsqueda imaginaria de la relación perdida del otro, trayectoria que termina en punteado, lo imaginario es lo que colma los vacíos. La existencia de esos vacíos es lo que constituye el erotismo.

El erotismo es el elemento movilizador del deseo

De ese modo, el erotismo es un sistema de disposición de señales que se organizan con miras a traer a la superficie la condición latente del deseo. La misma naturaleza del deseo es la que suscita la existencia del erotismo como elemento de su actualización.

El deseo es un estado latente que necesita del erotismo para aflorar ala superficie. Así, el deseo u la imaginación ponen en acción enormes recursos psicológicos que inducen a su realización, estos enormes recursos psicológico s puestos en acción por la imaginación bajo el efecto del impulso del deseo es lo que caracteriza al erotismo y por esa razón se dice que moviliza los deseos.

El erotismo es exclusivamente humano: es sexualidad socializada y transformada por la imaginación y voluntad de los hombres. El erotismo es invención, variación incesante, el sexo es siempre el mismo. En todo encuentro erótico intervienen siempre dos o más, nunca uno, en el erotismo uno o varios delos participantes puede ser imaginario.

5 - LA DEFINICIÓN DE AFECTIVIDAD

Se mencionaba, líneas atrás, que si la necesidad de alimento obedece a una necesidad biológica vital inmediata, la satisfacción de esa necesidad de alimento es fuente de placer; es decir, de la seguridad aportada por la presencia de la nodriza alimentadora. Así, el placer se inscribe ya, y necesariamente, dentro de una relación en la que el elemento afectivo será capital, no sólo como fuente de desarrollo físico, sino como factor esencial del desarrollo psicológico.

La satisfacción de la necesidad vital engendra la seguridad, calma una tensión inherente a esa necesidad y el apaciguamiento de esa tensión está en el origen de una sensación de placer y de seguridad.

Por la presencia activa del otro, la sexualidad humana es socializada en su esencia, lo que implica la conciencia de su necesidad relacional, es decir, implica la aparición de la afectividad.

La afectividad es la conciencia de la necesidad de otro.

Es a interiorización de la necesidad del otro en la relación sexual. Es el reconocimiento (toma de conciencia) del otro como sujeto.

La afectividad, el amor, comienza en nuestra más temprana infancia como amor a nosotros mismos. La satisfacción así encontrada se llama autoerótica. En ese momento, el mundo exterior resulta indiferente al Yo (a la conciencia de nosotros mismos)

En un segundo momento, el yo es guiado para hacer suyos los objetos que constituyen fuente de placer y comienza a alejar objetos que son motivo de displacer. Así el yo, que no distinguía sus propios límites ni reconocía el mundo exterior, hace una primera división, el yo y el no - yo, lo que pertenece al niño, como su mano que agita ante sus ojos, y lo que no le pertenece, como la sonaja sostenida en la mano y con la que se golpea la frente. Frente y mano son reconocidos como parte propia, la sonaja como elemento externo. Pero enseguida el exterior es dividido en placentero y displacentero, con lo cual comienza el amor y el odio.

Cuando el mundo externo ya reconocido como tal por el niño, comienza a producir sensaciones de placer, surge una tendencia motora que aspira a acercarlo, a incorporarlo al yo. Se habla, entonces, de la atracción ejercida por el objeto productor de placer y se dice que lo ama. Esto es, los niños ya no sólo distinguen los objetos placenteros de los displacenteros, sino que tratan de alcanzar unos y se alejan de otros. Pero tampoco se limitan a eso y tratan, además, de incorporar y devorar al objeto de amor, lo cual, es obvio, lo destruye como objeto externo al yo.

En un tercer momento, el yo no tratará de devorar al objeto amado, pero su de dominarlo, impulso para el cual es indiferente el daño o la destrucción del objeto.

Así pues, el amor va quedando inscrito cada vez más en la pura relación del placer del yo y se fija por último, a los objetos estrictamente sexuales y a aquellos otros que satisfacen las necesidades relacionadas con ellos.

6 - LA DEFINICIÓN DE GENITALIDAD

La manera como se entiende, en la actualidad, el concepto de genitalidad, está relacionado, de alguna manera, con la idea de que nuestra sexualidad surge desde los primeros momentos de la vida, que la sexualidad no aparece hasta la adolescencia, como producto de los cambios de la pubertad. Desde este punto de vista, la sexualidad recorre un largo camino que se inicia en la primera infancia y coincidiendo con la adolescencia se llega al momento de la genitalidad, es decir, al comportamiento relativo a la actividad de los órganos genitales. De esta forma, la genitalidad surge como una parte de la sexualidad, como punto de llegada de la misma y se manifiesta, generalmente, en las relaciones sexuales o coito, pero se puede llamar genitalidad a:

Todo comportamiento sexual relativo a la actividad de los órganos genitales

La sexualidad es así, todo comportamiento que nos conduce a la búsqueda del placer, sin que este placer esté al servicio de la autoconservación. En su desarrollo, atraviesa por diferentes momentos, uno de los cuales, el punto de llegada, es la genitalidad. La sexualidad es, entonces, un concepto más amplio e incluyente, la genitalidad es un concepto más estrecho, es parte de la sexualidad, es de alguna forma culminación.

7 - LA DEFINICIÓN DE SEXO DE ASIGNACIÓN

Desde el nacimiento, e incluso desde antes, las personas cercanas al nuevo individuo que va a nacer, adoptan una serie de actividades hacia el nuevo ser, que dependen en gran medida de si éste es de sexo femenino o masculino. Estas actitudes precondicionan desde muy temprana edad procesos y situaciones diferenciales muy marcadas.

Todo ello implica un marco específico de actitudes y comportamientos transmitidos y esperados que refuerzan en el niño ciertos comportamientos.

En función de muchos estudios, se ha logrado demostrar que todas esa actitudes y conductas tienen tal fuerza y trascendencia que incluso si a un niño de sexo masculino se le trata como a una niña o viceversa, podemos hacer de este infante un perfecto exponente del sexo que socialmente se le asigna.

De esta forma, podemos decir que el sexo de asignación es:

El sexo que le confieren al infante las actitudes y conductas de los que lo rodean, condicionando a su vez en él, actitudes y conductas esperadas.

8 - LA DEFINICIÓN DE SEXO PSICOLÓGICO (IDENTIDAD SEXUAL)

El niño o niña durante su desarrollo psicológico va incorporando e identificando algunos elementos como suyos o propios. Parte de esta identificación es la incorporación de la vivencia psíquica y emocional de ser mujer o ser hombre. Esto se realiza mediante el proceso de identificación psicológica con los miembros de su mismo sexo.

Se puede decir así que la identidad de género, identidad sexual o sexo psicológico se refiere a:

La vivencia psicológica y emocional de pertenecer al sexo masculino o femenino, obtenida mediante el proceso de identificación.


Lectura adaptada para el curso de Psicología II de los textos citados a continuación:

-Álvarez Gayou, J. L. (1979) Elementos de sexología. ed. Interamericana, México.

-Laplanche, J y Pontalis J. B. (1977) Diccionario de Psicoanálisis, ed Labor, Barcelona, España.

-Muldworf, B. (1973) La sociedad erótica, ed. Roca, México.

Bibliografía Básica

-Álvarez Gayou, J. L. (1979) Elementos de sexología. ed. Interamericana, México.

Master, W.,  Johnson, V. y Kolodny, R. (1987) La sexualidad humana, ed. Grijalbo, Barcelona, España.

Bibliografía Complementaria

Katchandurian, h. (1983) La sexualidad humana Un estudio comparativo de su evolución, ed. Fondo de Cultura Económica, México.

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE

Después de haber leído con atención intenta contestar las siguientes preguntas sin consultar el material.

¿Cuál es la diferencia entre sexo y sexualidad?

¿Cuál es la diferencia entre sexualidad y genitalidad?

¿Cuál es la relación entre sexualidad, sexo y genitalidad?

¿Cuál es la relación de la sexualidad, el erotismo, la afectividad y el deseo?

¿Qué es el sexo de asignación?

¿Qué es el sexo psicológico o la identidad sexual?

Elabora un ensayo acerca del significado del concepto de sexualidad. Intenta involucrar todos los conceptos involucrados.