Los temas transversales de la educación básica

Materiales de apoyo para la formación de los maestros
"Los hombres han nacido los unos para los otros, edúcalos o padécelos". Marco Aurelio

Volver a la página de Inicio


¿Qué son los temas transversales?

Irma Beatrice Hernández Escoto

Eduardo Miguel Garza de la Huerta

Edgar Mandujano Tenorio

Asesores del PESEGPA  en México, D. F.

 

 

Resumen:

Los documentos que en esta sección se disponen, consideran el papel central que tiene el sistema educativo para generar estrategias en el diseño y desarrollo curricular de las temáticas transversales. La escuela se constituye como un espacio privilegiado para poder debatir sobre situaciones que están inscritas en el marco de las relaciones sociales, económicas y políticas; pero ello requiere reflexionar sobre las prácticas educativas desde una perspectiva  conceptual y metodológica.

Conceptos clave:

Educación, transversalidad, currículo, temas transversales, asignaturas, plan y programas, educación para la vida, problemáticas sociales, educación en valores.

Introducción

El término transversal se refiere a la ubicación que se pretende ocupen dentro del plan y los programas de estudio determinados contenidos considerados como socialmente relevantes. Dichos contenidos son concebidos como ejes que atraviesan en forma longitudinal y horizontal al currículo, de tal manera que en torno a ellos se articulan los contenidos correspondientes a las diferentes asignaturas. Los grandes ejes transversales que se consideran pertinentes para los fines de este trabajo son: Educación para la salud y Educación para la convivencia; cada uno de ellos agrupa a su vez distintos temas, el primero contempla la educación afectivo sexual, prevención de las adicciones; el segundo abarca la educación para las relaciones igualitarias entre géneros, la prevención del maltrato y el abuso sexual infantil y la educación para la paz.

El tema de la transversalidad de los contenidos curriculares es introducido al terreno de los debates político - educativos en el marco de las reformas impulsadas en distintos países durante las décadas de los 80 y los 90. El término “transversal” se enmarca en la nueva concepción curricular que, ante la crisis de la función normativa de la escuela, que pretendía alcanzar conductas neutras y susceptibles de ser generalizadas, promueve un modelo en el que las problemáticas socialmente relevantes se constituyen en el eje articulador de propósitos y actividades educativas

Los temas transversales hacen referencia a problemas y conflictos que afectan actualmente a la humanidad, al propio individuo y a su entorno natural; son contenidos con un importante componente actitudinal, de valores y normas, que pretenden ofrecer una formación integral al alumnado. Se afirma que tienen un carácter transversal, tanto en el espacio como en el tiempo en tanto que se desarrollan desde las asignaturas (con un planteamiento globalizador o interdisciplinar) por lo que impregnan todo el currículum.

La educación para la vida constituye la finalidad en torno a la cual se articulan los temas transversales, ya que los planteamientos legales establecidos en nuestra constitución aluden al imperativo de que la educación aspire al desarrollo integral del alumnado, para lo cual es necesario que no se limite sólo a la apropiación de contenidos conceptuales sino que también impulse el desarrollo de habilidades y actitudes encaminadas a la mejora de las condiciones sociales y materiales de vida del individuo y la sociedad.

La concepción del término “transversal” ha pasado por diferentes momentos con distintos significados, hasta llegar a lo que representa en la actualidad; en un primer uso aludía a ciertos contenidos académicos que debían considerarse en las diversas disciplinas escolares, para posteriormente incorporar la dimensión ética y actitudinal, encaminadas al desarrollo de habilidades de convivencia. Los temas transversales son un aspecto que demanda un replanteamiento de las actuales prácticas educativas, responde a una necesidad de elevar la calidad de la atención que se brinda en nuestras escuelas en la medida en que respondan a las siguientes características:

·        Reflejar una preocupación por los problemas sociales, en la medida en que representen problemáticas vividas actualmente en nuestras sociedades y se vinculen con las informaciones, inquietudes y vivencias de los alumnos.

·        Conectar la escuela con la realidad cotidiana. La educación escolar debe promover el cruce entre la cultura pública y la vida cotidiana de los alumnos. En la escuela, además, ha de ser posible el desarrollo integral de sus capacidades intelectuales, afectivas, sociales y éticas.

·        Destacar la educación en valores como uno de los ejes fundamentales de la educación integral.

·        Permitir adoptar una perspectiva social crítica frente a los currículos tradicionales que dificultan las visiones globales e interrelacionadas de los problemas de la humanidad.

Entre las situaciones problemáticas que se producen hoy en el ámbito social, se destacan; la ignorancia y distorsión de los conocimientos relativos a la sexualidad, el maltrato y el abuso sexual infantil, los problemas relacionados con la desigualdad de sexos, la explotación irracional de los recursos naturales y humanos,  el problema de la violencia,  el consumo de drogas,  el cuidado de la salud, la intolerancia hacia las diferencias culturales, étnicas y físicas, clase social, entre otras.

El abordaje de los diferentes ejes transversales debería cumplir con un doble propósito: permitir consolidar y ejercitar nuevos procedimientos y competencias que contribuyan a profundizar, de un nivel educativo a otro, el análisis de una misma problemática y, sincrónicamente, promover y potenciar, desde las diferentes asignaturas, las competencias propias de las estructuras cognoscitivas y afectivas de los diferentes momentos evolutivos del desarrollo.

Por esta razón, el desarrollo del currículo debe contemplar, además de los ritmos de aprendizajes propios de cada nivel, cuestiones sociales conflictivas, que demandan a cada sujeto una toma de posición frente a determinadas situaciones complejas, a fin de superar prácticas educativas en las que los contenidos parecen discurrir por un camino distanciado de la realidad, perdiendo impacto sobre los alumnos, en tanto no despiertan su interés, su motivación y ofrecen escasas posibilidades de transferencia de los aprendizajes.

Los temas transversales pretenden proporcionar una herramienta para aproximar el currículo a la vida, en la medida en que son planteados en función de las preocupaciones sociales más actuales y urgentes, pueden ofrecer, sin modificaciones significativas, un medio de adaptación y ajuste de los contenidos de las distintas asignaturas. Los temas que pueden ser identificados para su tratamiento transversal, dependerán de cada contexto socio - cultural y de las necesidades propias de cada comunidad educativa, aunque existen ciertos tópicos recurrentes en torno a los cuáles parecen girar la conflictividad social y las preocupaciones individuales y comunitarias.

Es en este sentido que los contenidos de las distintas asignaturas adquieren el valor de instrumentos necesarios para la consecución de las finalidades deseadas, lo cual supone recuperar en la planeación escolar los siguientes criterios:

·        Acercamiento de la escuela a los procesos sociales, económicos y políticos, considerando el contexto cotidiano y singular de la comunidad educativa

·        La función social del aprendizaje

·        La concepción constructivista del aprendizaje

·        El aprendizaje cooperativo

·        El papel del profesor como agente de cambio

·        La transformación del papel pasivo del alumno hacia un rol activo y comprometido con los problemas de su comunidad

·        La importancia de los contenidos actitudinales

·        La unidad didáctica, los centros de interés, el método de proyectos entre otros como propuestas para la planeación de actividades integradoras

·        La necesidad de un cambio en la concepción de la evaluación

·        El diálogo como la vía regia de intercambio de experiencias, creencias y opiniones en el proceso educativo

Aunque la escuela no puede adjudicarse la respuesta absoluta a estas problemáticas macrosociales, si puede dirigir el proceso formativo de los educandos, con el fin de favorecer la toma de conciencia de su papel histórico y crítico ante las dificultades sociales que acarrean problemas de convivencia e, incluso, de supervivencia planetaria. Considerando que una buena parte de la vida se desarrolla en el espacio escolar, se puede potenciar el proceso formativo de los educandos destacando la necesidad de recuperar una perspectiva ética, congruente con la posibilidad de mejorar los proyectos sociales, económicos y políticos.

Desde una concepción constructivista, puede decirse que los temas transversales promueven la flexibilidad y el carácter abierto del currículum y sus principales características son las siguientes: Están vinculados a la innovación educativa y a un concepto participativo de la educación; propician un desarrollo equilibrado de la personalidad, el respeto a los derechos humanos, y contribuyen a eliminar la discriminación; constituyen un campo de investigación para que la comunidad educativa colabore en su implantación mediante actividades de apoyo al aula y con actividades educativas complementarias. Todas estas acciones pueden tener un carácter espontáneo pero deben acordarse, programarse y figurar en el Proyecto Escolar y los planes de trabajo y se debe de tener presente que no son asignaturas y por consiguiente no están sujetas a exámenes de acreditación.

¿Qué es la transversalidad?

   

En muchas ocasiones se confunde este concepto con interdisciplinariedad o con determinado contenido de tipo procedimental, pero lo distintivo de los contenidos transversales es que responden a demandas sociales de aprendizaje relacionadas con la vida cotidiana del alumno. Si bien cada uno de estos contenidos es objeto de una disciplina específica, tienen la cualidad de que atraviesan todas las áreas y todas las actividades que se desarrollan en la escuela; su abordaje no se circunscribe a una disciplina, o a un conjunto de disciplinas.

Cuando se hace referencia al concepto de transversalidad, se está aludiendo a un tipo de formato curricular por el cual ciertos temas atraviesan todos los contenidos curriculares llamados temas transversales y que toman como referente a la persona desde una dimensión biopsicosocial; en estos temas se haya implicada su sexualidad, su identidad sociocultural, los derechos humanos, el razonamiento, sus valores y juicios éticos y por tanto favorecen una educación integral ya que abarcan conocimientos, habilidades, actitudes y valores; de este modo, como sostiene Castellanos:

La transversalidad es un enfoque pedagógico dirigido a la integración, en los procesos de diseño, desarrollo y evaluación curricular, de determinados aprendizajes para la vida, de carácter interdisciplinario, globalizador y contextualizado, que resultan relevantes con vistas a preparar a las personas para participar protagónicamente en los procesos de desarrollo sostenible y en la construcción de una cultura de paz y democracia, mejorando la calidad de vida social e individual.” (CASTELLANOS Shimons et. al: (2001) “La educación de la sexualidad en países de América latina y el caribe” Equipo de Apoyo Técnico para América Latina y el Caribe México, p.18)

 

RESEÑAS:

Educación infantil: temas transversales

Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa. Materiales para la Reforma de la Educación Primaria. Servicio de Ordenación Académica de la Educación Infantil. Ministerio de Educación y Ciencia, Barcelona España.

En el documento se plantea que los temas transversales constituyen una respuesta pedagógica a la demanda social de educar para la vida; constituyen una serie de enseñanzas que se hallan presentes en el currículo, permeando las diferentes asignaturas. Considerando esto se hace una adaptación al medio preescolar  desde la educación primaria, para llevar una continuidad formativa en los alumnos. Este documento, en el marco de la legislación española, enuncia los siguientes: educación moral y cívica, educación para la paz, para la salud, para la igualdad de oportunidades entre los sexos, educación ambiental, educación sexual, educación del consumidor y la educación vial y ofrece un panorama general de cómo se concibe cada uno de ellos.

La transversalidad en la educación moral: sus implicancias y alcance

Autora: Lic. María Mercedes Oraisón.

Presentado en el Panel 2: “La transversalidad en el Currículo” del Foro Iberoamericano sobre “Educación en Valores” organizado por la OEI en Montevideo, del 2 al 6 de octubre de 2000

Este artículo destaca la relevancia de la concepción de transversalidad curricular en el desarrollo de una educación para la convivencia. Las exigencias educativas planteadas por las democracias contemporáneas han destacado la necesidad de construir programas de educación en valores que se integren al currículo determinados valores considerados mínimos vinculantes universalmente compartidos para la convivencia y la defensa de los derechos humanos. Con esta finalidad se han planteado los ejes transversales, y es la educación en valores, entendida como educación moral, la que permite desplegar el verdadero potencial de transversalidad.

Los temas transversales son ejes que atraviesan el currículo, articulando los temas de las diferentes áreas de formación; la transversalidad aparece como una estrategia de desarrollo curricular y de intervención didáctica inédita. De acuerdo con la autora, con la transversalidad se recuperan algunas de las ideas y propuestas más importantes de la pedagogía contemporánea, lo que se refleja claramente en los principales propósitos perseguidos por esta modalidad, entre los cuales se destacan: el facilitar los aprendizajes, teniendo en cuenta la adecuación evolutiva de los contenidos curriculares, su significado, sus posibles vías de transferencia; y el conectar el currículo con la vida para atender a las actuales preocupaciones sociales.

Reformas educativas, transversalidad y derechos humanos

Autor: José Tuvilla Rayo

Sección española de EIP, 2000

Asociación Mundial para la Escuela Instrumento de Paz

El autor analiza las implicaciones de la transversalidad en algunas reformas educativas recientes, poniendo de relieve de qué manera constituye una opción para la educación en la paz y los derechos humanos.

Sostiene que la educación debe ir más allá de los conocimientos que aportan las asignaturas tradicionales, a fin de propiciar en los alumnos el desarrollo de habilidades para la convivencia, las cuales les permitan desenvolverse como ciudadanos conscientes de sus derechos y deberes en la sociedad en la cual les toca vivir, para lo cual debe dar cabida a las grandes problemáticas que afectan a los distintos grupos sociales, con el propósito de que los educandos tengan una comprensión crítica de ellos y asuman comportamientos y actitudes éticamente comprometidos.

A este respecto, analiza el lugar que ocupa la concepción de transversalidad en algunas de las reformas educativas realizadas en tiempos recientes, revisando los casos de España, Francia, Québec, Argentina y Chile.

La transversalidad

Autor: Federico Velásquez de Castro

Temas Transversales. Educación Ambiental. Orientaciones, actividades, experiencias y materiales, Ed. Ministerio de Educación y Ciencias /Narcea, Madrid 1995.

En el documento el autor plantea que trabajar los temas transversales en el espacio escolar, se desprende de la citada necesidad de educar para la vida y concebir una educación integral y analiza el concepto de transversalidad mediante distintas aproximaciones:

a) Estudiando la inserción del término en diferentes propuestas curriculares; en este aspecto el autor comenta las distintas posturas en países como Francia que lo circunscribe a un conjunto de competencias relativas a desarrollo de actitudes y habilidades a ser desarrolladas, España como un conjunto de temas y Argentina como contenidos transversales.

b) Recuperando algunas definiciones teóricas y metodológicas (en su implementación). Para ello el autor recurre al punto de vista etimológico donde se define que “transversal” es aquel contenido que “atraviesa” todo proceso de enseñanza y aprendizaje y siguiendo esta definición hasta el momento, se reconoce que sólo hay tres conjuntos de contenidos que cumplen esta cualidad y son  habilidades de expresión y la comunicación, el pensamiento, lógico, reflexivo, crítico y creativo, y los valores. Enfatiza la importancia de concebir su tratamiento como una responsabilidad colectiva. Lo anterior supone una serie de criterios metodológicos y de organización considerando la transversalidad curricular (en el Proyecto Escolar), la transversalidad institucional (En el Proyecto Institucional), transversalidad social (Proyectos asociados a la comunidad).

Temas transversales en la escuela y otros ámbitos

Autora: Marta Leticia Villaseñor García

La Tarea. Revista de Educación y Cultura de la Sección 47 SNTE Jalisco, Guadalajara.

La autora de este artículo destaca la importancia de los temas transversales como un elemento de transformación de las personas, en donde la escuela tiene un papel fundamental para tal propósito. La transversalidad siempre ha estado presente en el currículo escolar a través de conocimientos, prácticas, el currículo oculto, la organización y distribución de poder de la institución escolar, etc. La transversalidad curricular debe analizarse desde sus marcos de actuación, estos son el socio cultural; en el que se deben promover aprendizajes relevantes que permitan a los individuos situarse en el mundo con la capacidad de influir en este de forma consciente; el marco epistemológico implica la necesidad de una crítica radical hacia el currículo científico-positivista que fragmenta conocimientos y asume posturas neutrales, ajenas a elementos valóricos en donde se menosprecia otras formas de comprensión de la realidad.

En el artículo se describen dos ámbitos de actuación transversal, estos se refieren a la educación formal en la que se incluye a la educación básica y superior y a la educación no formal en el que se circunscriben los movimientos sociales, las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, los municipios, medios de comunicación. El primero está regulado por la estructura curricular e institucional el segundo por los efectos de los proyectos y actividades que tienden a la búsqueda de alternativas de cambio o de reproducción.

Por último, la autora hace hincapié en recuperar la perspectiva de género en la currícula. Aun cuando no se ha avanzado lo deseable, se han dado pasos a través de la incorporación de cursos relativos a temáticas sociales importantes, pero falta que las acciones no sean asumidas por los docentes de forma independiente.

Desarrollo curricular y transversalidad

Autora: Lyle Figueroa de Katra  (Investigadora del Instituto de Investigaciones en Educación. UV)

Se trata de una ponencia en la cual la autora plantea tres cuestionamientos fundamentales para el diseño y desarrollo curricular desde la perspectiva de la transversalidad:

a) El primero de ellos considera la construcción sociocultural del currículo desde un marco ético-político discurriendo que actualmente nuestro mundo se ha constituido desde la lógica de una “aldea global”, cuestión que ha producido dos problemáticas importantes; por un lado se resalta una dinámica de antagonismos tales como riqueza-pobreza, inclusión-exclusión, dictadura-democracia, violencia-paz, racismo-etnocentrismo entre otros; por otro lado existe una tendencia a homogeneizar procesos individuales y culturales convirtiendo en un problema serio el reconocimiento de la diversidad socio-cultural. Por lo anterior es importante que desde la dimensión ético-política se destaque la intencionalidad formativa del currículum, el sentido educativo (no sólo de enseñanza) que en el marco de una educación integral, se traducen en propósitos que nacen del debate, de la valoración de políticas educativas, de enfoques teóricos, éticos, de horizontes sociales y humanísticos

b) El segundo cuestionamiento tiene que ver con la forma en que se concibe la transversalidad en la organización curricular, sus principales características así como la articulación de diversos contenidos a través de enfoques interdisciplinarios y multidisciplinarios y de de este modo hacer posible una mirada holística al proceso educativo.

c) El último aspecto, de corte propositivo, plantea que los momentos actuales de nuestro mundo vuelven imperiosa la perspectiva de la transversalidad curricular ya que es un enfoque que cobra relevancia, porque desde los temas transversales se anidan opciones axiológicas y éticas considerando que los problemas sustanciales de la humanidad deben estar contemplados y debatidos en los procesos educativos.

Hacer reforma. Los valores de la educación

Autora: Liliana H. Martínez. Docente EGB – Morón –Prov. Bs. As.- Argentina

Es un trabajo realizado de forma minuciosa donde se aborda la temática de la educación en valores. Retoma tópicos relativos al proyecto de vida, la igualdad y la diversidad, la libertad, la responsabilidad, la tolerancia, el paso de la justicia a la solidaridad, y el deber de vivir en paz. En cada sección del documento, existen ligas para profundizar en cada uno de los temas que van surgiendo dentro de la explicación que la autora realiza de las temáticas que se van asociando en la explicación, considerando distintos enfoques disciplinares tales como filosóficos, éticos, sociales, económicos, políticos entre otros.

Temas transversales del currículum 1

Educación para la salud, cultura andaluza, educar para la vida en sociedad, educación vial

Consejería de Educación y Ciencia, Ed. Junta de Andalucía. Consejería de educación y ciencia, Instituto Andaluz de Evaluación Educativa y Formación del Profesorado. 1993

Autores: Francisco Ferrer González, Francisco León Torres, Antonio Calero Palacios, Ildefonso Damas Hurtado, Cristóbal Sánchez Carreño, Jaime Rodríguez Moreno, Luis Rodero Garduño, José Manuel Ríos Ariza, Eugenio S. Ocio Simo.

En este material los profesionales de la educación podrán encontrar propuestas educativas relacionadas con salud en su sentido integral (biológica, emocional y mental), cultura, vida en sociedad y educación vial. Cada una de estas temáticas plantea un enfoque conceptual, sugiere propuestas metodológicas que en su mayoría convergen en tres ámbitos fundamentales: identidad y autonomía personal, medio físico y social, comunicación y representación para el desarrollo de actividades se sugiere considerar las necesidades, desarrollo e intereses de los preescolares e integrar el programa de aula en el Proyecto de Centro; también en cada sección se realizan sugerencias bibliográficas para complementar la información de interés sobre las temáticas correspondientes.

Temas transversales del currículum, 2

Educación ambiental, coeducación, educación  del consumidor y el usuario

Consejería de Educación y Ciencia, Ed. Junta de Andalucía. Consejería de educación y ciencia, Instituto Andaluz de Evaluación Educativa y Formación del Profesorado. 1993

Autores: Juan Ramón Jiménez Vicioso, Dolores Limón Domínguez, Marisa del Carmen Martín, Carmen García Saldaña, Gemma Torres Fernández Encarnación Soriano Ayala, Concepción Giménez Muñoz, Mª Carmen Arjona Sánchez.

En cada una de las secciones de este documento se destaca la importancia que cobra para el desarrollo integral de los alumnos de preescolar; así como generar una conciencia colectiva de las problemáticas ambientales, de inequidad de género, y de consumismo que se viven en la actualidad. Se propone que sea desde los proyectos de aula y del centro escolar que se retomen contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales para trabajar estas temáticas. En cada sección del documento se parte de problematizar el papel de la escuela en cada una de éstas, se hacen sugerencias pedagógicas y se enlistan documentos de apoyo bibliográfico y de soporte didáctico (videos, películas, etc.) para el trabajo en el aula.